Llevo meses tocando la guitarra, pero no la acústica. Llevo meses disfrutando cada nota, cada arreglo, cada acorde, cada arpegio, cada pulso, cada latido, cada grabación, cada ensayo. Llevo meses disfrutando de las Canciones, con mayúscula, y no son las mías. Son las de Fen Tensi.

Tomando un menú me lo propuso y nos hemos hartado a ellos desde febrero; nos hemos atiborrado a sandwiches con huevo, pizzas, pasta, cafés, charlas y amistad.

Fen es muy grande y no solo como músico, instrumentista, cantante, compositor o arreglista y productor. Es una persona que parece tener cuatro orejas en vez de dos, que vive cada nota desde la profundidad de quien deja escapar una pequeña parte de su alma con ella, en su emisión y transmisión. Meticuloso y trabajador hasta la extenuación, cumplidor en esfuerzo, y compañero.

Me siento muy afortunado de formar parte de su proyecto y haber llegado a construir una pequeña parte del paisaje que pintan sus canciones: Música, con mayúscula de nuevo.

El reto para mi ha sido enorme y como tal quise atacarlo. La guitarra eléctrica viene siendo mi compañera desde entonces después de 15 años sin acercarme a ella. Gracias, Daniel Hare, por permitirme abrazar tu Fender, gracias por tu generosidad y amistad siempre. Conocer mi papel e integrarme en la banda, siendo parte de ella y sin haber compuesto las canciones, fue el segundo reto.

En resumen, lo que os quiero decir es que vengáis, que notéis nuestro cariño en directo, que escuchéis las emociones en las que hemos trabajado, las sensaciones con más autenticidad y hondura que somos capaces de convertir en palabras musicales para vuestros oídos.

Tendrás muchas oportunidades porque esto no ha hecho más que empezar, pero la primera, la que da dos veces, en la que se presenta el disco de nombre “HEARTSHIP” y en la que tenemos puesta una enorme ilusión, es enseguida:
14 de mayo de 2016
Café La Palma
Madrid.

Mac Hernández al contrabajo y Gabriel Marijuán a la batería, ya están listos, Fen y yo también.
Abrazos y gracias.
Chema

Entradas en Notikumi